Blog

¡Atención! Utilizamos cookies propias y de terceros.

Así facilitaremos y mejoraremos la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. Saber más

Acepto

Nuestra página web utiliza cookies para analizar las visitas de los usuarios y así poder ofrecerte un mejor servicio basándonos en las necesidades detectadas. Las cookies son unos pequeños archivos que se guardan en el ordenador desde el que accedes a nuestra web y nos facilitan este análisis. La información que obtenemos está relacionada con los tipos de productos visitados, el tiempo que permanece en nuestra web, el idioma, el número de usuarios o el navegador web utilizado entre otros. Todas las cookies que utilizamos provienen de empresas estadísticas y bajo ningún concepto se obtienen datos de nombres y apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. Puedes permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies usando la configuración de tu navegador. Para ello puedes usar los siguientes enlaces según el navegador que utilices:

Google Chrome:   https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es

Internet Explorer: http://windows.microsoft.com/es-es/internet-explorer/delete-manage-cookies#ie=ie-10

Apple Safari:   http://support.apple.com/kb/index?page=search&src=support_site.kbase.search&locale=en_US&q=cookies

Mozilla Firefox:   http://support.mozilla.org/es/search?esab=a&q=cookies

Opera Browser: http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html

#DíaInternacionaldelhashtag

Una etiqueta, almohadilla o hashtag como se le conoce hoy en día es un conjunto de caracteres, o una o más palabras precedidas por el símbolo # que le da nombre.

Aunque puede parecer de uso reciente este símbolo ya existía en servicios como los canales IRC aunque poco tenía que ver con la utilidad que se le da hoy en día en las redes sociales.

De hecho, el uso que se le da al # en las redes sociales, ha sufrido una transformación en los últimos tiempos. Igual que el resto de todos los elementos que las conforman (texto, imágenes, enlaces…), éste se ha ido adaptando y transformando según las nuevas tendencias y herramientas que invaden las redes. Tal es su poder y transformación en el mundo social media, que se ha llegado a tal punto en el que los usuarios lo utilizan constantemente para fomentar la participación de sus seguidores y la viralización del contenido.

Es tan extensivo su uso, que hay quienes los utilizan sin saber muy bien por qué y para qué.

Y en eso estamos, para explicar cuál es la finalidad real de un hashtag en las redes sociales.

 

¿Cómo creamos un hashtag?

 

Para comenzar, debemos crearlo y registrarlo en herramientas de monitoreo y medición antes de su publicación en redes sociales. Utilizando el poder de Google, mediante publicaciones del #hashtag en diferentes canales y webs, se puede impulsar y hacer tendencia. Cuando se elige un hashtag para promocionar un evento, una marca o una empresa debemos asegurarnos de que se mantiene dentro de la idea de ese evento (#icbrgisintheair) , o bien nos describe a esa marca o empresa. También es imprescindible que sea fácil de recordar y de escribir por los usuarios, además de ser de rápida lectura y retención visual. Está bien acompañar el hashtag de palabras básicas que definan el evento, la marca o el producto, ya que aumentará su visibilidad cuando personas que no conocen el hashtag exacto quieran integrarse en la conversación( #agenciapublicidad #malaga).

Cualquier término es factible de ser difundido por medio de uno personalizado.

Asador Don Joaquín #elartedelbuencomer

Fisioterapia Vitae #elmovimientoesvida

 

¿Existe el hashtag perfecto?

 

El hashtag perfecto es aquel que te ofrece buenos resultados. No existe, por tanto, un hashtag modelo que nos asegure visibilidad y alcances, más que nada porque cada objetivo que se persigue es diferente a otro. Un buen hashtag depende mucho de la finalidad, el público al que va dirigido, el sector de la empresa, la ubicación donde se quiere que cause impacto, la época del año… Pero lo que sí existen son una serie de pautas a seguir para crear el adecuado y correcto para tu estrategia, el que te permita llegar a más usuarios y con el que aprovechar sus interacciones:

1. Debe estar en sintonía y equilibrio con el objetivo que se persigue. Esto viene al hilo de lo que comentamos antes, debe definir tu empresa, marca o evento.

2. ¡Menos es más! Intenta que el hashtag sea lo más corto posible. Son los que mejores ratios de conversión tienen. Simplemente porque son más fáciles de recordar y su utilización es menos complicada para los usuarios.

3. Sé original, creativo, innovador. Haz que destaque y que al mismo tiempo sea sencillo de memorizar.

4. Único. No utilices hashtag que ya existan, pues la conversación sobre tu marca se acabará perdiendo entre todo el barullo.

5. Plataformas compatibles. Aunque el origen del hashtag se da en Twitter, hay otras plataformas que también han adoptado su uso. Es el caso de Instagram, en la que las etiquetas complementan las descripciones de las fotos y sirven para descubrir cuentas nuevas o ganar seguidores.

6. Cantidad. No es recomendable utilizar más de 2 o 3 hashtags en un tuit o en un comentario de Facebook, ya que el uso abusivo de etiquetas puede parecer spam Por el contrario, Instagram admite un mayor número de hashtags, ya que de esta forma sus usuarios pueden clasificar mejor las imágenes por temáticas (#publicidad), localización (#Málaga), sentimientos y estados de ánimo (#feliz), entre otros.

 

Del mismo modo debemos tener en cuenta que:

 

1. Abusar de las etiquetas es perjudicial. No te hagas adicto a los hashtags. El hecho es que los posts con demasiados hashtags son complejos de leer y dificultan la fluidez del mensaje.

2. Hashtags sin relación. Postear un contenido y anexarle hashtags que no tengan conexión o relación entre sí sólo contamina el mensaje. Sólo debes usarlos si son realmente útiles y no creer que un hashtag sirve o se difunde más sólo por compartir el post con otro hashtag de mayor popularidad.

3. El nombre de la marca como hashtag. Existen marcas que utilizan su nombre como una etiqueta al principio y al final de un tweet o post. Esto es un completo ejemplo de cómo no usar hashtags, ya que el nombre de la marca está ligado al nombre de usuario y repetirlo una y otra vez es redundante.

4. Los hashtags largos no son una opción. Convertir frases en hashtags o crearlos excesivamente largos no funciona. El problema es que son muy difíciles de leer y agotan la paciencia del usuario sobre todo, si todas las palabras se encuentran en minúsculas. Las redes sociales se caracterizan por la brevedad de la información. La idea es que sea simple de digerir y si haces un mal uso de los hashtags, ten por seguro que el mensaje no llegará tan fácil a tu público

5. Hablar en idioma hashtag. No dejes que tus post y copys sean una lectura interminable de ####.

 

Feliz #Díainternacionaldelhashtag para una de las herramientas presentes en nuestro trabajo diario.

Mucho más que diseño

Datos de contacto

Puedes encontrarnos en:

C/ Calle Río Sil, 49
Polígono Empresarial Trévenez 
29196 Málaga

T 951 103 414

M 655 079 586 · 625 045 120